10 de Julio, día de la Ganadería argentina

Cada 10 de julio se celebra en nuestro país el Día de la Ganadería, en honor a la fundación de la Sociedad Rural Argentina (SRA). La entidad se creó un día como hoy, pero en 1866, con el objetivo de potenciar la actividad ganadera en el país.

Cada 10 de julio es un día en reconocimiento a la actividad ganadera y a quienes la hacen posible. Se trata de una de las producciones más importante en cuanto a números, pero también se destacan la cría de cerdos, ovejas y otros animales.

La ganadería se refiere a la cría de ganado con fines comerciales, incluyendo la obtención de productos derivados como carne, leche, lana y huevos. Esta actividad se clasifica según los distintos tipos de animales criados: vacas, ovejas, toros, bueyes, cerdos y cabras. Junto con la agricultura, la ganadería es una práctica que la humanidad lleva realizando desde sus inicios.

De acuerdo a un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), la ganadería es una de las principales actividades económicas de Argentina y en la región esta práctica se remonta a finales del siglo XVI.

El origen de la cría ganadera y el gusto por el consumo de carne en Argentina es anterior incluso a la conformación del Estado Argentino. Las primeras vacas descendieron desde el epicentro del Virreinato del Perú hacia el actual territorio argentino a mediados del siglo XVI. Así comenzó la expansión de la ganadería en las amplias llanuras pampeanas, donde, gracias a las abundantes pasturas y un clima bondadoso, se mejoraron en el siglo XIX las razas británicas Angus, Hereford y Shorthorn.

Los primeros cerdos, traídos de Europa, llegaron en la misma época a través del territorio brasileño.

El ingreso de las aves de cría a Argentina es mucho más reciente. Fue el General Urquiza quien introdujo los primeros pollos en Entre Ríos a mediados del siglo XIX. A partir de ahí, la cría aviar se convirtió rápidamente en una importante actividad familiar complementaria a la principal fuente de sustento.-