SENASA formalizó nuevas condiciones para la producción de vacunas contra la aftosa

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) publicó hoy en el Boletín Oficial la Resolución 460/2024, a través de la cual formalizó las nuevas condiciones para la producción de vacunas contra la fiebre aftosa. Se trata de la oficialización de la medida que amplía la oferta de vacunas y que anunció el vocero presidencial, Manuel Adorni, en el mes de abril.

La resolución estableció que hasta el 28 de febrero de 2025 las cepas del virus de la fiebre aftosa a utilizar en la producción y control de vacunas contra la enfermedad en Argentina deben ser O1 Campos, A24 Cruzeiro, A Argentina 2001 y C3 Indaial en diferentes presentaciones como vacunas tetravalentes, trivalentes o bivalentes demostrada su eficacia y potencia correspondiente, debiendo incluirse en todas las presentaciones, cepas del serotipo O y A. Y a partir del 1 de marzo de 2025 queda excluida la utilización de la cepa C3 Indaial.

De ese modo, como resultado de un trabajo junto con la Secretaría de Simplificación de Jefatura de Gabinete de Ministros, se modifica la Resolución Senasa N° 609/2017, donde se establecía que las vacunas de uso local debían ser exclusivamente tetravalentes.

SEROTIPOS

Sin embargo, de acuerdo al grado de avance alcanzado tanto en la Argentina como en la región con respecto a la enfermedad, la experiencia acumulada y las modificaciones epidemiológicas producidas, resultó necesario readecuar los serotipos del virus de la enfermedad presentes en la vacuna antiaftosa de uso local, por lo que se acepta el uso de vacunas tetravalentes, trivalentes o bivalentes, siempre que las mismas contengan cepas del serotipo O y A.

Cabe recordar que el serotipo A Argentina 2001 fue incorporado por su capacidad de ser escalable industrialmente y por ser una cepa de amplio espectro que permitió, con una sola vacunación, controlar los brotes del año 2001 en Argentina. Esta cepa es exclusivamente utilizada en nuestro país y fue originalmente incorporada como respuesta a una situación epidemiológica de emergencia que ha sido superada.

También se tomó en consideración que las vacunas bivalentes que contienen los serotipos O1 Campos y A24 Cruzeiro demostraron ser efectivas en otros países de Sudamérica y que la evaluación de riesgo realizada por el Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (PANAFTOSA) concluyó que el riesgo de la enfermedad por virus serotipo C es insignificante en la región.

En tal sentido y tras los análisis correspondientes, el Senasa resolvió readecuar la Resolución 609 en pos de la actualización de los serotipos del virus de fiebre aftosa presentes en la vacuna de uso local, y aclaró que esta nueva formulación no implica discontinuar con los planes y las estrategias de vacunación que se llevan a cabo en el país.

Desde febrero numerosas entidades presentaron críticas por el alto precio de la vacuna, que es muy superior por ejemplo al que pagan los productores de países limítrofes, lo que llevó a que el Gobierno permitiera su importación, una medida celebrada por la Asociación Angus y también por Federación Agraria, entre otras instituciones.-

()