Brindaron mayores detalles sobre el secuestro de una importante cantidad de teléfonos celulares

La Delegación Departamental de Investigaciones de la Policía de la Provincia de Buenos Aires informó que en el marco de una investigación iniciada en febrero, cuando un vecino denunció la sustracción de dos teléfonos celulares Iphone que habían quedado en el interior de su auto estacionado en 2 y 191 y que desconocidos sustrajeron forzando las cerraduras del rodado, los agentes de la DDI local lograron importantes resultados.

La investigación se encuentra a cargo de la Fiscalía Departamental N°1 a cargo del Dr. José Luis Cipolletti quien junto a la DDI realizaban distintas tareas, entre las cuales, por ejemplo chequeaban los lugares de referencia que iba arrojando el sistema de geolocalizacion de los equipos móviles sin lograr resultados de relevancia.


Esto hasta que semanas atrás el sistema de geolocalizacion informó que uno de los equipos celulares se encontraba en un domicilio de la calle 16 al 2800. A partir de allí se montaron seguimientos y vigilancias de encubierto con el objeto de determinar la veracidad del «dato».

La DDI necochense informó que con el transcurrir de los días, los investigadores descubrieron que en la vivienda compraban celulares de alta gama para reinsertarlos en el mercado negro de telefonía celular. Con estos elementos la Fiscalía de intervención solicitó al Juzgado de Garantías N°1 una orden de allanamiento para la vivienda investigada.
Una vez con la orden judicial los agentes ingresaron a la propiedad y se encontraron con que, en uno de los ambientes de la casa, habían montado un laboratorio donde desbloqueaban y liberaban los equipos tecnológicos para luego ser reducidos e insertados en el marcado negro.
Como resultado del allanamiento se procedió al secuestro de 31 teléfonos celulares marca Iphone y Samsung, todos ellos de alta gama, entre los cuales se encuentran uno de lo equipos que originara la investigación y otro robado en otro hecho.

También se secuestró 2 Macbook, 1 Ipod, 4 consolas de juegos Play Station III y IV. Elementos estos que en su conjunto representan un millonario botín. Asimismo en el marco de la causa se imputó a dos hombres de 25 y 35 años por el delito de «encubrimiento», quienes por el momento continúan en libertad. Con este vuelco en la investigación no se descartan nuevas medidas judiciales y policiales, indicó la DDI en un comunicado de prensa en la tarde de este sábado.-

()