Buscan reabrir el corredor entre calles 64 y 66 en «Gran Galería Central»

Tras el voraz incendio que se inició en el sector de las cocheras de la Gran Galería Central en agosto pasado y que afecto, particularmente, a la parte comercial del edificio, en las próximas semanas se estaría comenzando con trabajos abocados a poder volver a vincular la planta baja entre las calles 64 y 66.

Según pudo saber Ecos Diarios, si bien una parte del sector comercial de la planta baja se encuentra funcionando, aquellos que tienen ingreso por calle 66, hay una gran cantidad de comercios que aún no pudieron ser limpiados de forma exhaustiva y continúan cerrados.

Desde la clausura de los diferentes sectores por parte de la Municipalidad de Necochea, desde la administración del complejo edilicio se ha dialogado con los respectivos seguros y se ha intentado ir sorteando estos inconvenientes para finalmente poder recomponer toda la estructura.

Respecto al lugar donde se inició el fuego, es decir la cochera, se han realizado varias inspecciones y en las próximas semanas se tratará de avanzar en una limpieza general, recomponer el tendido eléctrico y también el de agua.

Para tal fin, ha sido muy importante el trabajo realizado por ingenieros y también Bomberos, no sólo durante el incendio, sino también en los días posteriores para poder constatar que la estructura ya no corría ningún peligro.

Más allá de esa situación, el principal objetivo que se tiene en la actualidad, es poder volver a conectar los ingresos y las salidas de las calles 64 y 66. Actualmente, quienes ingresan por 64 sólo pueden acceder al edificio, mientras que quienes lo hacen por 66 pueden caminar hacia la torre media de la Galería. Allí, existe una separación que no permite continuar hacia la 64.

Según las fuentes consultadas, las próximas semanas comenzarían con los trabajos de hidrolavado en el sector al cual hoy no se puede acceder, para luego realizar una limpieza general y quitar el material que está dañado.

Una vez concretado eso, se tratará de avanzar de la misma manera en el entrepiso, donde también funcionaban varios locales comerciales y oficinas.

Finalizado este paso, se buscará obtener la autorización necesaria para quitar el pasillo armado con la estructura metálica meses atrás y conectar la calle 64 con la 66. De esa forma, el paso quedaría liberado y abierto al público.-

Fuente: «Ecos Diarios».-

()