Buscan mejorar el alumbrado en Avenidas 10 y 75, peatonales y Plaza San Martín

En la actual parálisis de obras financiadas desde la Nación, el Municipio ha apuntado sus objetivos inmediatos al mantenimiento y mejora de la vía pública, a través de fondos propios.

En ese marco se pretende, para antes del próximo verano, la mejora del sistema lumínico en avenidas, peatonales y la Plaza San Martín, en la Villa Díaz Vélez, remplazando la gran cantidad de artefactos que están quemados y que no han sido repuestos desde hace largo tiempo.

Para el próximo 5 de julio está prevista la apertura de una licitación para la compra de 110 luminarias led, por más de $50 millones, que se destinarán para el recambio de las que no funcionan en Avenida 75 entre 42 y 64; en un tramo de la Avenida 10 y en distintos barrios de Necochea y Quequén, relevados por el área de Electrotecnia y la línea 147, en este caso tras los reclamos vecinales.

Por otro lado, el secretario de Planeamiento y Obras Públicas del municipio, Adrián Furno, adelantó que “ya está listo otro expediente, para licitar en los primeros días de agosto, el recambio las luminarias quemadas en la Avenida 2, desde calle 63 al camping Miguel Lillo, la reposición de las columnas deterioradas en las peatonales 83 y 85 y parte de la Plaza San Martín, donde se reforzará la iluminación superior y se cambiarán las luces triales que están quemadas”.

El trabajo de cambio de luminarias se piensa realizar en conjunto con personal de la Municipalidad, que ya viene ejecutando la labor, y de la Usina.

Furno también reveló que hay “armado otro expediente para la reposición de luces en la Avenida 502 de Quequén, entre Almirante Brown y 541”, a la vez que reconoció que “tenemos muchos reclamos desde distintos barrios por luces quemadas y estamos haciendo lo posible para remplazarlas nosotros, con material recuperado”. El cálculo es de “entre 700 y 800” las luminarias que hay que remplazar.

CLOACAS

Furno adelantó que “al igual que el año pasado, la Municipalidad hará este año obras de cloacas de aproximación, que consiste en llevarle a la puerta de sus casas el servicio a familias necesitadas que no pueden adquirir los materiales, en los casos en los que la red conectada no está a más de 300 metros de distancia”.

El funcionario precisó que “se harán con recursos propios de la Municipalidad. Ahora estamos armando los expedientes para la obra de cloacas, donde hay más de un centenar de vecinos de distintos barrios que lo necesitan; y más adelante trataremos de hacer algo simular con la red de agua”.

Por otro lado, Furno destacó la vigencia de los convenios Vecino – Municipalidad “que nos permiten hacer hoy en día la mayor cantidad de obras que se ven en la calle, tanto sea de cloacas, agua y construcción de cordón cuneta”. Por este sistema, que ya lleva varias décadas de aplicación, el vecino compra los materiales y la comuna hace la mano de obra.

POZOS DE AGUA

Actualmente el Municipio ha licitado, por un monto cercano a los $29 millones, la reconstrucción de cinco pozos de agua “a nuevo”, y la apertura de ofertas está prevista para el 29 de julio próximo.

Sobre el tema el funcionario explicó que “hay que hacerles recambios de bombas en algunos casos y en otras reparaciones”.

500 PERSONAS CON LABORES EN LA CALLE

En lo que respecta a los empleados municipales y miembros de las cuatro cooperativas que prestan servicios a la comuna (trabajan 4 horas por jornada), el secretario de Planeamiento y Obras Públicas, Adrián Furno, señaló que “suman unas 500 personas que diariamente salen a las calles a hacer labores de mantenimiento de calles, de dependencias, limpieza, barrido, pintado, bacheo, obras de agua y cloacas, entre otras cuestiones”.-

Fuente: «Ecos Diarios».-